Google+ Badge

martes, 21 de marzo de 2017

My World Vision-AroundTheWorld-SPAIN-La Mancha-People portraits-"Algo mas que amigos..."-Carlos Infante Luna-



My World Vision
-Around The World-

SPAIN

La Mancha

-People portraits-

"Algo mas que amigos..."


Un día la vida me regaló pequeños pedacitos de amistad, pellizcos en el alma, miradas limpias, de frente, cosquillas en el corazón y amor, mucho amor, un amor tan bonito, tan puro, tan limpio que aún no tengo palabras para describirlo.
Un día la vida me regaló mucho mas que unos amigos, mucho mas que ese concepto de amistad que tiene este mundo podrido, mucho mas que todo eso en lo que ni siquiera nosotros mismos creemos, mucho mas, muchísimo mas...
Verdad.
Ese día la vida me regaló algo tan bonito, tan puro, tan limpio que aún no tengo palabras para describirlo.
Lo hice mío, aún lo llevo conmigo.
Porque hay cosas que forman parte del camino... o quizá son el camino en si mismo.


My World Vision: Cosquillas en el corazón...






                                                                                                 Carlos Infante Luna.

My World Vision-AroundTheWorld-DENMARK-Copenhagen-Street Photography-"When bicycles sleep"-Carlos Infante Luna-



My World Vision
-Around The World-

DENMARK

Copenhagen

-Street Photography-

"When bicycles sleep"

lunes, 20 de marzo de 2017

My World Vision -AroundTheWorld- SPAIN -Spain is awesome- Castilla y León-Valladolid -Pasaje Gutiérrez-Architecture- "Y que pase el tiempo..."-Carlos Infante Luna-



My World Vision
-AroundTheWorld-

SPAIN
-Spain is awesome-

Castilla y León
Valladolid

-Pasaje Gutiérrez-
-Architecture-

"Y que pase el tiempo..."


He aprendido a esperar, a no opinar precipitádamente. 
Sé mirar, observar y dejar que el tiempo pase, que sea él el que hable. Nunca intento atraparlo o ganarle, no se puede ganar a nada ni a nadie cuando las cosas las haces por amor, por amor al arte.
He aprendido a amar. 
Se respirar y contener la respiración a cada instante. Lo hago cuando apareces por las calles, entre la gente, cuando te oigo hablarme, cuando te veo mirarme, cuando no lo haces... He aprendido a derretirme entre tus labios y a dejar de ser alguien. Me gusta no ser nadie. 
Quiero abrazarte pero creo que sobre todo quiero que seas tú quien me abrace.

El pasaje Gutiérrez me transmitió mucho de eso, me susurró al oído todos los secretos de una noche larga, cálida y repleta de derroches de luz.

Y que pase el tiempo y que me deje llevar, llevarme...



My World Vision: Tempo.




                                                                                                    Carlos Infante Luna.

sábado, 18 de marzo de 2017

My World Vision-AroundTheWorld-SPAIN-Castilla y León-Valladolid-La Sastrería-"One more cup of coffee for the road"-Carlos Infante Luna-



My World Vision
-Around The World-

SPAIN

Castilla y León

Valladolid

-La Sastrería-

"One more cup of coffee for the road"

Después de desmontar mi exposición de fotografía "All you need is love" en el céntrico barrio del Mercado del Campillo, junto a la Plaza de España, cogí mi cámara y me fui a disfrutar de Pucela capital. Siempre me gusta pasear por Valladolid, me parece una ciudad preciosa. Aunque me encontraba por allí en mitad de la semana el ambiente no estaba nada mal, hay mucha gente que estudia en las universidades y le da mucha alegría a sus calles, a sus bares, a la ciudad en general.
La Sastrería, situada en el interior del maravilloso pasaje Gutiérrez, es un lugar encantador, elegante, con muy buen gusto, buena música y magnifico ambiente. Los fines de semana es igual pero diferente, mucho mas baile, mucha mas gente. Fue allí donde después de una jornada muy intensa me relajé y encontré buena compañía. Luego, el resto de la noche, tan solo me dejé llevar...
En La Sastrería, de alguna forma, pude encontrarme con el París del siglo XIX, disfruté como hacía tiempo que no disfrutaba de un lugar donde soñar es fácil y muy agradable pero sobre todo quiero quedarme con esa buena gente que conocí en una noche muy especial para mi. En mi camino hay algunas cosas que he aprendido y una de ellas es que los sitios siempre los hacen las personas que los frecuentan, que los habitan.
Tomé una última taza de café más para continuar mi particular camino hacia ninguna parte... y me despedí de una ciudad y de unos amigos diferentes, únicos.
Volveré a Valladolid porque sé que siempre hay sitios y amigos que me esperan... 
Uno de ellos es Pucela.



My World Vision: Las noches de La Sastrería y compañía...





                                                                                                   Carlos Infante Luna.

martes, 14 de marzo de 2017

My World Vision-AroundTheWorld-U.K.-London-Street Photography-"Walking through London's corners"-Carlos Infante Luna-



My World Vision
-Around The World-

U.K.

London

-Street Photography-

Neal's Yard

"Walking through London's corners"


Anduve tan perdido y tan a gusto conmigo mismo que sin darme cuenta encontré por casualidad uno de esos rincones secretos que hay en Londres.
Se que las casualidades no existen, que las cosas pasan por algún motivo, estoy seguro de ello. Ese día caminaba cansado y muy perdido por Earlham St., venía de ver un concierto que nos habían regalado unas amigas en los bajos de Covent Garden, la lluvia me había dado una pequeña tregua y en esos momentos no sabía muy bien hacia donde dirigirme por lo que decidí caminar sin rumbo, como hago muy a menudo. Y una vez mas fueron mis pasos, mis zapatillas gastadas, mi instinto los que jugaron conmigo y con el destino, con My World Vision. Me perdí porque tenía que perderme, porque tenía que llegar allí en ese momento, a ese maravilloso lugar. De alguna forma se que lo necesita, lo comprendí luego, pero eso es otra historia...
Entre Earlham St y Monmouth St caminé por Shorts Gardens, no sé porque motivo me metí en un callejón llamado Neal's Yard y fue allí donde encontré un maravilloso rincón para perderse. Me atrapó su colorido, el contraste del amarillo con del verde, con el azul, con el violeta, con el ladrillo..., las plantas, los vecinos, el silencio de un lugar en el centro de una ciudad ruidosa por principios..., era una sensación un tanto extraña pero muy agradable, era magia o algo parecido.
Me quedé un buen rato en silencio, observando, pensando, fotografiando cada rincón, cada color, cada ladrillo, me quedé un buen rato en silencio conociendo una parte de mi, conociéndome a mi mismo.
A veces necesito estar perdido..., no encontrar el camino.
Me encanta.



My World Vision: Neal's Yard en Londres, sin duda, un buen lugar para perderse.







                                                                                                   Carlos Infante Luna.

domingo, 12 de marzo de 2017

My World Vision-AroundTheWorld-SPAIN-Spain is awesome-Mediterráneo-"Fathers & sons's stories"-Carlos Infante Luna-



My World Vision
-Around TheWorld-

-SPAIN-
-Spain is awesome-

Mediterráneo

"Fathers & sons's stories"

Tan solo hace unos minutos que ha amanecido y mientras esperaba para ver amanecer, aquí en la orilla tumbado, he disfrutado de una historia muy hermosa, preciosa, una maravilla. O quizás hayan sido dos o tres o muchas mas..., la verdad es que no lo sé, he perdido la cuenta en tan solo un amanecer, en un pis pas, en tan solo un rato.
Si, aquí al lado, en el gran azul, en el Mediterráneo, donde los sueños se suceden, donde van de la mano, donde los suspiros son libres a la vez que encadenados...



My World Vision: De padres a hijos.





                                                                                                     Carlos Infante Luna.

viernes, 10 de marzo de 2017

My World Vision-AroundTheWorld-SPAIN-Madrid-Street Photography-"Missing you"-Carlos Infante Luna-



My World vision
-Around The World-

SPAIN

Madrid

-Street Photography-

"Missing you"

Había estado con demasiadas mujeres en su vida, nunca hubo ni tubo nada serio. Después de hacer el amor siempre se había marchado rápido, muy rápido, demasiado. Huía de esas mujeres que para él eran un tanto extrañas, frías, vacías, amores de barra, de cubata y cocaína. Jamás se le pasó por la cabeza quedarse a dormir con ninguna de ellas. La habitación siempre apestaba a humo de cigarrillos rubios, alcohol de garrafa, sábanas sin cambiar y sexo sucio en todos los rincones, en todos los sentidos. Solo pensaba en escapar de allí cuanto antes, lo antes posible, nunca les hizo daño, las trató con respeto y se despidió de ellas como un señor, como un verdadero caballero, con un beso y un adiós, un adiós hasta luego pero sobre todo con un adiós sin ganas de volver, de no volver a hacerlo.

Ahora, con ella, todo era distinto...
La conoció una mañana en Malasaña, iba muy guapa así, sin pintar, fresca, con ropa cómoda y despreocupada, se acababa de levantar y caminaba por Velarde con mucha calma, sus movimientos eran elegantes e iba envuelta en el olor a pan recién hecho que salía de su bolsa ecológica y que hacía un momento había adquirido en la tienda de Angelito, el panadero. Un café en casa de Pepe Botella y unas caricias a su perro "Pizcas" hicieron que se conocieran y hablaran sin recelo. Luego todo fluyó solo, de día, lento y pausado, sin situaciones incómodas, fresco y sincero, desde el corazón, desde dentro, debió ser amor del bueno. El Dos de Mayo los abrazó y se besaron al sol, fueron besos sin tiempo, con sabor a ropa limpia y a Madrid sin prisa. Era puro amor y puro deseo. Al unirlo lo convirtieron en el mejor sexo, en sexo salvaje, sexo sin camas, sexo en el suelo.
Ahora, él, después de hacer el amor sabía con certeza que venía lo mejor. La abrazaba con fuerza y delicadeza, lo hacía todo a la vez, la besaba en el cuello, en la espalda, en el pecho, subía y bajaba, se enredaba en su pelo, la acariciaba. Ya no huía..., tampoco dormía, al menos no mucho, no dormía demasiado. Se quedaba en la cama, ya no se marchaba, a veces no se movía nada en absoluto y la observaba mientras ella dormía dulce y tranquila, otras se movía demasiado, no podía aguantar sus ganas..., era tan bonito estar despierto y sentir sus labios, sus caricias, sus besos. La brisa entraba por las ventanas ligeramente abiertas, movía las cortinas blancas y ahí abajo, a tan solo dos metros y medio, bullía Malasaña. 
Había estado con demasiadas mujeres en su vida pero siempre había estado huyendo.
Ahora todo era distinto...




My World Vision: 
Del amor por la mañana...
Un amor bonito y discreto, un amor verdadero.
Un amor en Malasaña.






                                                                                                 Carlos Infante Luna.